No hay comentarios

CONSEJOS PARA MEJORAR LA APARIENCIA DE UN INMUEBLE.

El propietario puede ayudar con una pequeña inversión de tiempo y dinero a aumentar el número de interesados, y por lo tanto facilitar la venta de un inmueble.

Un agente inmobiliario entiende mejor que nadie, el estrés que supone la venta de un inmueble: necesidad inmediata de cambiar de lugar de residencia, imposibilidad de pago de hipoteca, mala relación entre herederos, y un sin fin de motivos. Por eso le ayudará en la medida de lo posible, aconsejándole para que el aspecto de su vivienda sea optimo para la venta.

Todo esto ayudará en la publicidad del inmueble y captación de posibles compradores. Recuperará la inversión inicial, ya que el precio por el que se venderá será más elevado.

Podemos destacar varios puntos:

  • LIMPIEZA y el ORDEN. O ese gran dicho popular: MENOS ES MÁS.

Eliminar mobiliario desfasado, quitar textiles antiguos que puedan transmitir sensación de exceso de uso. Realizar una correcta limpieza de cerámica de cocinas y baño, ventanas impecables que dejen entrar toda la luminosidad posible, etc.

Y lo más importante, quitar objetos personales… Sabemos el trabajo que cuesta quitar todas los cuadros y fotografías familiares, recuerdos de las vacaciones del pueblo, figuras de taxidermia en paredes, colecciones de muñecas, dedales, monedas, y un larguísimo etcétera. pero es que es necesario despersonalizar el inmueble. Si una persona que no tenga su edad, gustos o aficiones entra y lo primero que ve es la panorámica de todo lo mencionado, le explico lo que ocurrirá el 80% de las veces, cerrará su mente a todo lo positivo que tiene el inmueble, y solo pensará en la parte negativa.

 

  • SENSACIÓN DE AMPLITUD

Todo esto depende de si reside en la vivienda durante la venta o no.

Si no se reside podemos: Pintar el inmueble de blanco, colocar luces LED que consumen mucho menos y dan mucha más luz, poner los muebles más sencillos de los que dispongas, nada de amontonar sofás o sillas en una salita de 12 m². Se pueden recrear situaciones como poner algo de vajilla en la mesa del salón para que se hagan una idea del espacio que tiene el inmueble para visitas.

Si residimos en la vivienda, es más complicado. Debemos mantener limpias y ordenadas las estancias, reorganizar los muebles, e intentar que el salón, aunque sea casi imposible, no sea el trastero de los juguetes en el caso de tener niños pequeños. Tener cajones o baúles de almacenaje para poder “esconder” rápidamente todo lo que no queremos que vean las visitas, será casi obligatorio.

Para el tema del mobiliario nos podemos servir de las páginas de objetos de segunda mano que están de actualidad en Internet. Por poco dinero podemos acondicionar nuestro inmueble.

 

  • DESTACAR PUNTOS FUERTES Y DISIMULAR DEFECTOS.

Es el propietario el que conoce su “ hogar”, por lo que debe ser consciente de los puntos fuertes que tiene, y disimular los defectos. Intentar reparar defectos en el mobiliario, poner cajas de enchufes, lámparas sencillas de segunda mano, etc. Si las cortinas son oscuras, es preferible no ponerlas antes que “ comerse” la luz y amplitud de la estancia. Si la cocina o baño tiene cerámica muy oscura, intentar contrarrestar con luces potentes, y objetos de decoración que haga destacar entre colores vivos y tono blanco.

 

Déjese aconsejar por un agente inmobiliario e implíquese en la venta de su inmueble. Verá como los resultados no le decepcionarán.

 

 – I.M.G. Inmobiliaria Marcos –

Comments (0)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies